lunes, 19 de febrero de 2007

Los petroglifos de Muros (IV)


1. En Cova das Bruxas aparecen un gran número de dibujos de ciervos; y al menos un reticulado zoomorfo. Analizaremos esta cuestión enseguida. Empezaremos constatando que la evolución de las formas geométricas ha producido formas en las que un pasillo sustituye a la línea longitudinal.
Otra cuestión importante y nueva es que en el paradigma circular se ha introducido la perpendicularidad. La composición de arriba es mas pictórica y en la de abajo hay una forma geométrica que permite pensar en su descomposición.

Presentamos dos reproducciones de Cova das Bruxas. La primera es una fotografía de Eiroa y Pepa Rey. La segunda corresponde a un “calco” de todo el panel, realizado por Antonio de la Peña y J.M. Rey, publicado en 1999; y confirma las líneas generales de la versión muy anterior . De momento sin embargo no se han publicado "calcos" de las otras rocas de los "petroglifos de Muros"

2.
En Laxa do Carrizo no hay tampoco eje logitudinal y el pasillo ha evolucionado hasta provocar una gran rotonda o rond point. Se trata además de un “laberinto-maze” que como el laberinto de Mogor tiene ocho líneas circulares. Si lo comparamos con las formas laberínticas de Narahio I vemos que esta de Laxa do Carrizo no es estrictamente circular.

Ningún buen artista copia a otros artistas, pero si que muchas veces efectuará homenajes a trabajos anteriores. Pensamos por ejemplo en las Meninas de Velazquez pintadas por Picasso.
En un discurso como el de los petroglifos gallegos que trata de lo sagrado y lo trascendente el homenaje a grabados anteriores tendría una segunda finalidad; insistir en que los nuevos discursos se entroncan en los antiguos, proceden de ellos. En el decir popular se llaman muchas veces a las rocas con grabados "piedras escritas"; su conjunto constituyen un discurso unitario, un "libro" que como la Biblia se va efectuando en periodos distintos de tiempo. Los homenajes a formas anteriores relacionan lo nuevo con lo antiguo.
Vemos como la forma en candelabro que pertenece a“Narahio I” (fig. 1) , evoluciona muy sencillamente y produce la de Laxa do Carrizo (fig.2). Solo es necesario eliminar el ensanchamiento y continuar un poco la linea exterior. Además, en Laxa do Carrizo en vez de acabar en curva se hace en forma recta.